Reseña / Little Witch Academia

Cada persona tiene diferentes razones para ver o leer alguna historia que le llamó la atención. Algunos se basan en el póster, trailer o diseño de personajes, otros en el staff encargado, productora o estudio que lo hace. Sea cual sea la razón, todos tenemos una debilidad al ver que la historia contendrá cierto elemento que nos encanta. En este caso, personalmente me agradan las historias con brujas y por eso al ver que las OVAS de Trigger iban a tener un anime fue mi prioridad verlo, ahora veamos si Little Witch Academia cumplió con su cometido.


Ficha técnica
Nombre: Little Witch Academia
Director: You Yoshinari
Estudio: Trigger
Capítulos: 25
Emisión: 9 de enero al 26 de junio del 2017


¿De qué trata Little Witch Academia?


Atsuko Kagari (Akko) es una chica cuyo único deseo es convertirse en una bruja como su ídolo Shiny Chariot. Por eso se inscribió en la Academia Luna Nova de brujería, para aprender y volverse tan grandiosa como ella. Su único inconveniente es que es una inútil para la magia a tal grado que no puede hacer las cosas más sencillas como volar o usar hechizos básicos. Aunque no todo está perdido porque en su primer día se le aparece el bastón de Chariot y decide que a partir de ese momento se esforzará todo lo posible para cumplir su sueño.

Una historia con un ritmo cuestionable


Toda la trama se manejará a través de un estilo episódico resolviendo el problema de la semana. Puede que en un principio esto le funcione porque no pareciera buscar ser más que eso. Aunque desde el primer capítulo podemos ver que en algún momento tomará la forma serializada, lo cual hace, pero sin dejar los problemas de la semana. El inconveniente con esta narrativa es que el ritmo de los episodios es muy inconsistente, algunos escenarios tendrán tanta construcción que cuando llegues al clímax se sentirá apresurado provocando una conclusión insatisfactoria. Algunos si tendrán un ritmo decente al tener el tiempo adecuado para cada momento, pero son una minoría con respecto a los otros. Al mismo tiempo, la serie tarda en darle consistencia a los capítulos, es cierto que varios de la primera mitad tienen repercusiones a futuro evitando crear estrictamente los Deus ex Machina, no obstante, al ver que la mayoría son autoconclusivos y que hasta la segunda mitad aparecen solo para cumplir un cometido, no se sienten tan naturales. Se agradece y aprecia la anticipación, pero no deja de ser una conveniencia que pudo ser mejor utilizada. Los capítulos son entretenidos de ver, al final te dejan con ganas de más, aunque es más por lo apresurado en lugar de ser un buen capítulo.


La historia utilizará dos elementos para ser interesante y mantener al público: los temas que trata y el humor. Con lo primero encontramos varios durante todo el anime, no obstante, al tratarlos se queda corto. El principal será buscar tus sueños y que "creer es tu magia", los cuales te restregaran en la cara durante la mayoría de los capítulos. No habría problema sino fuera porque te lo dicen tan directo que pierde la naturalidad en la trama y pasa a ser casi una lección, rozando lo que se hacía antes con las caricaturas. Los demás como las tradiciones, el choque de lo tradicional con lo moderno, la visión que se tiene de las brujas y la magia, todos se muestran y se mencionan en varias ocasiones, pero nunca tienen una conclusión que podríamos considerar interesante porque son dejados de lado o resueltos de forma conveniente. Por suerte, en la comedia se manejan muy bien, las situaciones, diálogos y reacciones son entretenidas, llegando a sacarte varias carcajadas por su humor. Tiene a su favor que es ingenioso pues cada situación es diferente y pocas se repetirán evitando decir el mismo chiste varias veces. Los temas que trata, a pesar de ser dejados de lado o ser puramente exposición sin mucha naturalidad en la trama, junto con su humor lograrán mantenerte frente a la pantalla si no esperas mucho, es una serie simple que falla en volverse complicada o tener profundidad, pero no por eso es insoportable porque su comedia es razón más que suficiente para verla.

Personajes secundarios simples y protagonista apenas aceptable


Los personajes son interesantes, pero se sienten como un recurso desperdiciado. Por ahora dejaremos a Akko de lado para hablar más a profundidad después. Los secundarios tiene un carisma único, sin embargo, dejan de lado el desarrollo. Es cierto que todas, o la gran mayoría, tendrán su capítulo donde serán el foco de atención, pero nunca dicen nada relevante sobre ellas, solo nos confirman lo que ya sabíamos sobre sus personalidades. En cuestión de desarrollo solo podríamos mencionar a Sucy con el capítulo cuando entran a su mente, lo cual nos da una interesante visión sobre su personalidad y amistad con Akko. Mientras que en evolución tenemos a Diana, quien vendría siendo el mejor personaje de la serie. Puede tener motivos infantiles, pero por sus conflictos y situación puedes llegar a empatizar con ella volviendo los capítulos que le dedican de lo mejor del anime. Viendo el otro extremo, la villana no aparece sino hasta la mitad del anime, quitándole algo de peso. Aparte, sus acciones llegan a ser contradictorias, en un momento quiere deshacerse de su némesis y al otro la está salvando por razones sentimentales que aparecen de la nada. No es un chiste, solo no la puedes tomar como alguien que merece respeto, es una lástima que haya dejado mucho que desear. Por último de secundarios tenemos a Ursula, una maestra con un secreto que al revelarse da paso a algo que pudo haber sido mejor manejado para dar un gran desarrollo, aunque está bien trabajada no es la gran cosa y se queda como algo mediocre (ni bueno ni malo).


Ahora pasamos con la protagonista, Akko, y todos los puntos, tanto positivos como negativos, que vienen con ella. Desde un principio nos dejan en claro sus motivaciones y personalidad aunque también es donde empiezan los problemas. Durante toda la serie seguirá siendo la misma, nunca nos mostrarán algo más de ella, todas sus acciones y desiciones estarán relacionadas con su gusto por la magia y admiración hacia Chariot. No estaría mal sino fuera porque esto nunca cambia, incluso cuando llega la revelación mencionada anteriormente no parece tener algún tipo de cambio en su actitud. Es molesto que durante todo el tiempo se quede como un personaje unidimensional, sobretodo porque es la protagonista, es decir, debería ser quien tiene más construcción. Estar tan escueta funcionaría si fuera algún personaje secundario o si la serie no buscara tomarse en serio varias veces.

Otro inconveniente sale a la luz con el avanzar de los episodios, sus ganas de ayudar pasan rápidamente de altruismo a obstinación, debido a que nunca escucha razones y solo piensa que está en lo correcto, para que al final le den la razón, volviéndola molesta con el tiempo, llevando a otro problema. En muchas partes Akko pareciera una Mary Sue porque siempre está en lo correcto, nadie la corrige y cuando lo hacen al final resulta que ella tenía razón. Aparte, toda la atención va hacia ella, esto técnicamente está bien por ser el personaje principal, sin embargo, aquí sucede de una forma exagerada. Todos preguntan lo que está haciendo, dónde está, si debe hacer o necesita algo, la gran mayoría de las cosas suceden por o para ella, acaparando toda la atención.


Lo único positivo que tiene, aparte de sus partes cómicas, es su incapacidad para usar magia, pero que con el tiempo mejora poco a poco a través del esfuerzo y voluntad. Durante los conflictos logra usar sus pocos recursos para salir de las dificultades de forma ingeniosa. Aunque tiene un plot-device que la ayudará con un gran poder mágico, no es tan recurrente para perder la tensión y la creatividad de los momentos, incluso al final usa lo que aprendió de la mejor forma posible, así que es un gran punto a tomar en cuenta en su construcción. Akko es alguien que amas u odias, puedes aguantarlo y reírte de sus locuras, es fácil encariñarse con ella, pero no se le podría considerar un buen personaje por la poca construcción que tiene.

Apartado técnico llamativo


La animación es sencillamente espectacular. Más allá de tener una buena fluidez durante los combates y el uso de la magia, el premio se lo lleva como la usan para el humor. En términos simples se le consideraría expresiva de forma caricaturesca, mucha comedia esta basada en las expresiones de los personajes y sus movimientos durante las situaciones que se le presenten. Cada personaje se deformará o se distorsionará al moverse, esto más allá de ser mala animación en realidad es parte del estilo alocado y fantástico que maneja. Al mismo tiempo tendrá escenas donde sobresaldrá lo épico, las partes que tienen una gran atención al detalle y que sin usar CGI logran hacerlas ver tan fluidas, algunas hasta sorprenden que hayan mantenido la animación tradicional. Ver la serie solo por la animación es buena opción pues es un festival de exageraciones y extravagancias que te impresionan y sacan risas constantemente, es decir, ¿qué más se puede esperar del estudio que nos trajo Kill la Kill?, puede que no este a ese nivel de locura, incluso pareciera que la calidad baja en algunas ocasiones, pero Little Witch Academia se gana su identidad como un digno anime de Trigger.


En cuanto a música no se le podría considerar más allá de ambiental. Tiene un estilo de fantasía mágica que va bien con todo el contexto. Realmente es un trabajo decente pues no termina de ser llamativa, pero tampoco es desechable, la serie no sería la misma sin ella. Los openings y endings por desgracia no pasan de genéricos, pueden sonar bien, sin embargo, no sobresalen de ninguna forma. En cuanto al apartado del soundtrack hace un trabajo decente, puede sonar bien en algunos momentos haciéndose más prominente, no obstante, es mejor escucharlo con el anime en lugar de hacerlo por separado.

Un anime divertido para pasar el rato


Little Witch Academia es fácil de recomendar, pero no por ser bueno. Puedes pasar riéndote constantemente por su excelente comedia y animación, porque son sus puntos más fuertes. Por desgracia, se queda mucho a deber por sus personajes y ritmo en la mayoría de los capítulos. Aunque no dudes que puedes simpatizar con las brujas, sin lugar a dudas, son carismáticas con una personalidad divertida que te harán querer más. Razones para verla no faltan, puede ser disfrutada si dejas pasar varias cosas, no obstante, sus fallas llegan a ser bastantes significativas como para dejarlas pasar. Este es un anime que es estilo sobre sustancia, no es malo, pero tampoco se podría decir lo contrario.

Are you serious, nigga?

Más Noticias!

Chat