Crítica / Re:Creators

Las historias son algo que todos apreciamos por lo que representan para nosotros. Desde una que escribimos hasta otra que alguien más escribió. El como contarlas esta en manos de diferentes artes que han ido apareciendo a lo largo de la historia. Toda la popularidad que han tenido a desencadenado en una comercialización de estos para generar ganancias. Esto ha llevado a muchas tramas donde lo único que buscan es la atención de la gente utilizando cualquier medio. Lo que nos lleva a preguntarnos sobre lo que pensarían las creaciones sobre estas y otras decisiones tomadas contra ellas. Este curioso cuestionamiento es lo de lo que trata el anime reseñado ahora, Re:Creators, veamos como lo maneja.


Ficha técnica
Nombre: Re:Creators
Director: Ei Aoki
Estudio: TROYCA
Capítulos: 22 capítulos
Emisión: 8 de abril del 2017 al 16 de septiembre del 2017


¿De qué trata Re:Creators?


Un día cualquiera Souta Mizushino estaba viendo un anime, hasta que el personaje principal llega a su habitación. Este es una chica llamada Selesia y junto a ella aparece otra con uniforme militar que no es reconocida por ninguno de los dos. Después del enfrentamiento, ambos se darán cuenta que los personajes ficticios, llamados Creaciones, de muchas historias han estado apareciendo sin explicación alguna. Lo que no sabrán es que la chica con uniforme militar tiene un plan para destruir el mundo de lo que ellos llaman Dioses o Creadores.

Una historia ¿única?


Un punto que podríamos considerar positivo, a primera vista, sería la cantidad de episodios que tiene el anime. Normalmente los animes con 12 no llegan a desarrollar nada relevante y se sienten cortados en varios momentos. Aquí tenemos casi el doble así que podemos esperar un mejor desarrollo, lo cual a veces no sucede. La duración no le funciona en muchas ocasiones porque la historia pierde tiempo con explicaciones y momentos que carecen de una relevancia significativa en la trama. Incluso en algunas ocasiones los capítulos se alargan mostrando momentos dramáticos cuya importancia se pierde al ir avanzando. Luego tenemos que las peleas son constantemente interrumpidas para alargar el capítulo con conversaciones que intentan desarrollar la idea del anime, pero que fallan en el proceso. Esto se resiente sobretodo en los capítulos finales, donde las batallas pierden mucho impacto para contar hechos que pudieron ser explicados antes para concentrarse en la acción. Lo peor es que el clímax final es totalmente anti-climático porque los enfrentamientos se detienen constantemente y el villano es derrotado por un discurso que mata toda la consistencia que había creado esas últimas partes. La trama es estable en la mayoría del tiempo, no obstante; pierde el rumbo con situaciones que van en contra de la constancia de la narrativa; el final pudo ser mejor planeado; las conversaciones se pueden convertir en un tedio si no tienes una gran paciencia; y el final es insatisfactorio.


Los personajes también son un punto inconsistente en el anime. Para comenzar, Souta, el protagonista, es innecesario durante gran parte de los acontecimientos, puede que ayude en los momentos iniciales, sin embargo, tan pronto se empieza a mover la trama, él se queda relegado hasta las partes finales, volviéndolo aburrido de seguir. Luego tenemos a Selesia, quien es interesante solamente por ser la chica bonita, su desarrollo es dado, construido y resuelto en los primeros cuatro capítulos sin una conclusión satisfactoria, pareciera que tan pronto aparece resuelve su conflicto de ser una Creación. Es un personaje encantador de ver, no es aburrido y genera empatía en algunos momentos, pero en evolución y construcción se queda escueta.

Hay varios personajes a mencionar, no obstante, con muchos será raro que simpatices con ellos, pocos tendrán una personalidad destacable, y los que parecieran tenerla aparecerán poco tiempo. Meteora, Matsubara, Kanoya, Marine, etc son personajes que solo muestran una verdadera identidad en sus inicios o hasta que la trama lo requiere en momentos dramáticos, volviéndolos aburridos la mayor parte del tiempo. Mención especial a Alicetaria y Magane, la primera es contradictoria sin razón coherente, en un principio dijo que no confiaría en Magane y repentinamente cambia su opinión para pedirle ayuda, sin mostrarnos o decir directamente la justificación de esto (solo lo intuyes un poco), demostrando que su evolución es tan importante que sucede fuera de pantalla y sin una explicación convincente. La segunda es una molesta chica cuya relevancia solo está al final, todo lo que provoca es deshecho por ella misma porque el guión lo requería, su única función es ser detestable por estar hablando constantemente debido a que su poder se basa en las mentiras y, lo peor, es que es desaprovechado (de hecho, usarlo hubiera servido para un mejor final). La mayoría de los personajes son aburridos, innecesarios o no tienen un desarrollo y/o evolución relevante que valga la pena ver. Realmente se queda corto en todos, incluso hay varios que pudieron ser más interesantes si hubieran tenido más tiempo en pantalla, pero se queda en lo fácil con otros que solo son relevantes en su diseño.


Pasamos a la parte jugosa del anime y la principal razón para verlo, su guión. Con esto también abarcamos la enorme idea que trata de manejar. Desde un principio nos plantea la forma como está construida la situación, lo bueno es que en lugar de ser una completa fantasía sobre un tipo encontrando sus creaciones, es más una cuestión de existencialismo donde algunos personajes entran en conflicto al ver que el sufrimiento de su mundo fue declarado por alguien para entretenimiento de otros. Esto lleva a que algunos tomen una actitud violenta hacia su "Creador" para evitar el sufrimiento, mientras que otros acepten su destino. El detalle con estos últimos es que ese pensamiento nunca aterriza en algo convincente, Selesia es uno de ellos, incluso parece que lo aceptó porque si, en cambio, Alicetaria es mejor en este aspecto (aunque su cambio de actitud no parece estar relacionado) porque su conclusión es mejor planteada. Otro detalle interesante, que desperdiciaron, fue la discordancia en la visión que cada uno tenía del mundo, el mejor y único ejemplo importante sería con la chica mágica asustándose de su ataque más poderoso porque vio que lastimaba seriamente a sus oponentes a tal grado que sacaban sangre, algo que ella nunca había visto, por desgracia esa idea se queda al aire y no es aprovechada en su máximo potencial.

Donde la serie brilla es cuando empiezan a hablar sobre la forma en que las personas y los "Creadores" interactúan para darle vida al mundo ficticio. El como la aceptación es lo que permite la existencia de las Creaciones es un elemento que incluso es usado para los enfrentamientos. Esto se uno al punto positivo de que esto también expresa lo que las historias significan para nosotros, son de ellas donde obtenemos fuerza, inspiración y por eso las seguimos constantemente. Este punto es tocado significativamente (siendo Alicetaria su exponente) porque incluso es mencionado para tratar el tema de que las historias tienen un mundo con una enorme crueldad. Luego tenemos el hecho de considerar a los autores como dioses, lo cual también es tocado desde varias perspectivas, desde Creadores que muestran cierto desinterés, hasta los que sufren con ellos, los diferentes matices es considerables, teniendo una gran idea a resaltar. Por desgracia, con esta última idea solo uno tiene una conclusión, por suerte fue la más llamativa.

He de decir que hasta South Park tocó mejor esta idea en su capítulo de Imaginacionlandia y en menos tiempo.

Todo puede sonar positivo, pero tiene algo que le juega en contra: su guión. Los diálogos son innecesariamente complicados, durante todo el anime las conversaciones son densas porque dan vueltas sobre el mismo tema para dar una conclusión a la que pudieron llegar sin dar tantos rodeos. Lo mismo sucede con los planes, ver las explicaciones es cansado porque llegan a usar una lógica que hasta ese momento fue presentada, sobretodo en las partes finales. Otro inconveniente es lo estúpido que se vuelve el guión cuando Magane aparece, en esos momentos ya no tiene ni pies ni cabeza, sus diálogos son fallidos intentos de hacerla parecer inteligente porque "engaña", cosa que se pudo resolver si la gente la ignorara, sobretodo porque muchos sabían como actuaban sus poderes. Al final, ver el anime puede volverse pesado porque los personajes no se callan, hablan y hablan provocando que la serie se vuelva peor porque en lugar de mostrar los acontecimientos, y dejar al espectador apreciando lo que está sucediendo, interrumpen la acción creyendo que entre más complicado algo es mejor. La idea es inconsistente, algunas veces toca puntos interesantes y en otras solo los trata superficialmente, debido a la cantidad de capítulos pareciera que pudieron tratar mejor varias cosas, lo que toca lo hace bien, pero no se puede dejar de lado su incompetencia. Pareciera que no pensaron bien los tiempos y que perdieron mucho con el excesivo uso del dialogo para hacerse los interesantes.

Animación y música


Pasamos a revisar la animación, la cual les quedó bastante bien para ser un estudio no tan reconocido o que ha hecho poco. Las peleas son fluidas en la mayoría del tiempo y las luces que salen no estorban durante los movimientos, por lo que nos permite apreciar mejor los enfrentamientos. Incluso durante el uso de CGI este no es tan notorio como en otros casos, es cierto que lo puedes ver, pero las escenas son justificadas por mostrar mechas o pasan rápido como las de Alicetaria. En cuanto a los diseños vemos que cada uno tiene varios elementos que los diferencian de los demás y les dan una identidad evitando que unos se parezcan a otros descaradamente. Aparte, si se siente una diferencia de edad entre varios personajes mayores, aunque la mayoría se mantiene en el estándar. Realmente se lucieron con la animación, puede tener un par de momentos donde se note una disminución de la calidad tanto en movimientos como en diseños, sin embargo, es un pequeño detalle entre la cantidad de aciertos que tiene.


Desgraciadamente, la música no esta al nivel de la animación en algunos casos. Es ambiental en la mayoría de las escenas y ocasiones, pero cuando aparece la espectacular de batalla es repetitiva en las partes finales. Suena bien las primeras veces, no obstante, escucharla constantemente llega a volverla molesta, sobretodo si haces un maratón del anime. Por otro lado, los dos openings y endings son genéricos en el mejor de los casos, esto quiere decir que fácilmente puedes ponerlos en casi cualquier anime y el sentimiento sería el mismo. Puede que el primer opening sea el único sobresaliente, pero tampoco es tan bueno. El soundtrack es bueno las primeras veces que lo oyes, pero con el tiempo se puede volver tedioso, aun así puede gustarte e incluso llegarías a descargarlo.

Ni tan bueno, ni tan malo.


Es cierto que este anime mantiene muchos puntos negativos, pero no es motivo para despreciarlo. Su premisa no se diluye con el pasar de los capítulos mostrando escenas de slice of life (como sucedía en Gate y Fate/Stay Night), bueno, hay uno, pero por lo menos siguen planeando el asalto final. Aunque se pierda la idea, durante la trama siempre estará pasando algo, es cierto que la relevancia de los eventos en varias ocasiones es casi nula, sin embargo, se agradece que te mantiene entretenido con las peleas. Su guión es molesto por los diálogos innecesariamente largos, no te sorprendas si dejas de poner atención, tampoco te preocupes, muchas cosas se pueden entender sin importar que te saltaste una conversación o hasta capítulo. Por otro lado, los personajes en los que se enfoca son aburridos y los que podrían hacer más interesante al anime son dejados de lado hasta un pequeño momento en la trama. Al mismo tiempo, el drama que está ligado a la solución del final es básica y superficial, funcionaría mejor si el villano hubiera tenido más tiempo en pantalla y nos mostraran más cosas de ella en lugar de un dolor constante. Por último, no se puede decir que es malo o una perdida de tiempo, si tienes paciencia te puede agradar la premisa, aunque se pierda, y las peleas son entretenidas, aunque ni con eso podemos considerarlo bueno, es, con mucho esfuerzo, un anime promedio.


Más Noticias!

Disqus