Reseña & Análisis l Shokugeki no Söma (Manga) - Episodio 311 "El sabor del fracaso".

0

El capítulo más esperado y por muchos!!  Muy buenos días a todos queridos lectores, Soy MaximuS y nos volvemos a encontrar con un final de tensión en un nuevo episodio del manga de Shokugeki no Söma.

En este capítulo conoceremos por fin a  la madre de Söma, y como ella influyó en su vida culinaria. 


Vemos a una Mana-sama dispuesta a probar la comida de Souma. Siempre con su balde a la mano pues sabe que va a vomitar lo que vaya a probar, sobre todo al ver lo que Souma ha preparado.


Mana estaba dispuesta a esperar el mismo resultado que cuando probaba los platos de otros chefs, pero justo antes de siquiera probarlo, supo que algo era diferente. Cuando lo probó, una explosión de sabores la invadió.


Esto se explica solo. Esa ‘sensación mala’ fue la misma que sintió Mana antes de probar el plato de Souma. El plato que había preparado, el arroz frito, no tenía aroma. Incluso tras usar muchas de las especias de las 5 principales cocinas y ‘mezclarlas’, no poseía olor alguno. ¿La razón detrás de ello? Souma mismo lo explica.


Al usar este método de preparación, selló cada uno de los granos del arroz con una capa, de manera que ningún aroma u sabor podría escapar.


“Este es, arroz frito sin fragancia”. Un nombre puesto por el mismo Souma. Sellarlo sin usar aceite fue un gran riesgo, sobre todo al usar el arroz que ya estaba cocinado y cubrirlo con huevo. “Fue un chef en particular que me enseño todo eso”. "Un fracaso es un paso más para llegar al éxito." Es cuando Souma recuerda sobre su madre.


Yukihira Tamako (28), la heredera del restaurant Yukihira. Para ese entonces, Souma tenía 6 años. El único plato que podía preparar decentemente era arroz frito. Los demás platos… eran un desastre. Al estar casada con Jouichirou, el restaurant estaría en buenas manos. Fue ella quien le enseñó a Souma a preparar su primer plato, el arroz frito. Incluso si fracasaba, era un momento muy preciado para Souma.

Podemos deducir que a causa de este acontencimiento, Söma aprendió el valor de no rendirse ante la adversidad, e intentarlo una y otra vez hasta alcanzar el éxito. Sin lugar a dudas un recuerdo que nos marca la importancia de el lado humano y familiar. La perseverancia ante todo. Y esa sonrisa que Söma pretende cuidar y proteger por encima de todas las cosas.

Y por fin nos damos cuenta que el gran cambio que tuvo Joichirou fue debido a Tamako para salir de ese hoyo profundo en el que se encontraba. Un momento duro y muy complicado con el que le toco lidiar en su momento, pero llego ese "ángel de la guarda" que tal vez muchos ignoramos, para guiarnos y darnos la esperanza de salir adelante como él lo hizo.


El sabor del fracaso. Asahi podía recrear todo tipo de platos con la multitud de utensilios, pero no aquel plato que nunca ha probado, el fracaso. Aún sin creerlo, Asahi se ve obligado a cambiar de opinión tras lo que se viene. 


Bueno, me esperaba algo más sobre la madre de Söma, pero aún así estoy satisfecho. Un final que nos deja en suspenso. Podemos decir que el final es obvio, pero quiero ver con que me sorprende. Al ir de viaje, sé cual es mi destino, pero no sé con que me encontraré en el camino. Veamos que no espera la próxima semana. Por cierto, un detalle es que a esa edad, Söma no tiene su característica cicatriz. Cosas que nos hacen preguntarnos, llegará a conocerse la verdad de como la madre de Söma falleció? Supongo que el mangaka dejará eso para el final, o quizás pretenda dejarlo a la imaginación de los lectores. Que opinan ustedes? Sólo queda esperar al siguiente episodio.

¡Hasta entonces!


Redacción: MaximuS

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios