Reseña & Análisis | Kimetsu no Yaiba - Episodio nueve

0

Hola queridos lectores de la página, soy Mr. Reiss y les traigo la reseña y análisis del capítulo nueve de Kimetsu no Yaiba. Antes de seguir, si no haz visto el capítulo, te recomiendo que corras y entres a tu página de anime favorito y veas el capítulo porque esta reseña contiene spoilers. Sin más rodeos, empecemos:

La casa de Tamayo es descubierta por demonios cercanos a Muzan y atacan con bolas temari, afectando a Yushiro quien pierde la cabeza.


Tanjiro envía a Nezuko a proteger a Tamayo y a Yushiro mientras que él planea una estrategia para destruir las bolas temari, el plan no funciona pero Yushiro ayuda cuando se regenera.


Le da a Tanjiro un sello con el cual puede ver las flechas que movilizan a las bolas por toda la casa, de esa manera puede ver la dirección en que van las bolas temari.



Es así que se enfrenta a Susamaru, la demonio que lanza las bolas temari hacia Tanjiro. Él hace un movimiento especial para atacar a Susamaru pero no puede contra el poder de las flechas. Por ello, Nezuko va a pelear contra el que controla las flechas pero no puede derrotarlo.



Tanjiro y Nezuko cambian de oponente. Nezuko va a pelear contra Susamaru pero pierde la pierna que rápidamente es tratada por Tamayo ya que su regeneración es lenta.



Mientras tanto, Tanjiro combina dos movimientos a la vez para esquivar las flechas y acabar con el demonio que las controla.



Opinión y conclusiones

Antes de continuar, esclareceré algunos términos que han sido empleados desde hace tres capítulos. La hoja Hanafuda (cartas de flores) que cuelgan en las orejas de Tanjiro son unas cartas que se hicieron muy popular en 1600 en juegos ilegales, actualmente sigue siendo muy popular en los juegos de mesa. Respecto a las bolas temari, usadas por Susamaru, están hechas de hilos entretejidos de manera que tenga una fuerte consistencia que les da la capacidad de ser usadas como balón, hoy por hoy, son parte del legado artístico de Japón y su manufactura requiere de una intensiva práctica.

El episodio nos muestra la pelea contra los demonios de Muzan que tienen interesantes habilidades. Mientras que uno usa sus flechas para seguir pistas y para atacar, la otra, emplea unas bolas de hilo para destruir la casa. Lo que me ha gustado de ambos demonios es que combinaron sus habilidades para causarle muchos problemas a Tanjiro.

Respecto a Tanjiro, la manera en que usó algunos movimientos en determinadas situaciones deja ver su lúcida mente en situaciones de peligro y su disposición a crear estrategias para salir de apuros.

Por otro lado, tanto Yushiro y Tamayo mostraron una rápida regeneración mientras que Nezuko no puede recuperar su pierna mutilada. Esto se debe a que Nezuko no ha tenido una dieta balanceada correspondiente a un demonio, pues Yushiro y Tamayo consumen sangre y recuperan energías de manera instantánea pues su cuerpo se ha acostumbrado a ese ritmo, pero con Nezuko no pasa eso ya que ella necesita de largas horas de sueño para recuperae energía y, por ello, su regeneración es más lenta.

Nuevamente tengo que felicitar a la serie por la excelente animación que mantiene desde el primer capítulo, esta vez emplearon el CGI para darle mayor flexibilidad a los movimientos de Tanjiro cuando repelee a las flechas, por lo que el acabado fue una grata experiencia visual.

Eso ha sido todo por ahora, me ayudarías mucho si dejas tu comentario para saber si estás de acuerdo o no con la opinión que he presentado.

Nos volveremos a encontrar en el próximo episodio. ¡Esta historia continuará!





Redactor: Mr. Reiss

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios