Reseña & Análisis l Shokugeki no Söma (Manga) - Episodio 314 "Las mejores piedras".

0

Nuevamente nos encontramos en uno de lo que sería los últimos capítulos de la serie. Veamos como llegamos a tan esperado final



Mana comprende perfectamente por lo que Erina está pasando, pues ella pasó por lo mismo. Erina está a punto de ser tragada por la tempestad. Sin embargo, el plan de Senzaemon, ‘generación de joyas’*está saliendo de acuerdo a como él lo había planeado desde un inicio.


El hecho que tanto Mana como su hija Erina, siendo una generación tras otra heredaran ‘la lengua divina’, era ya algo increíble. Mana ya había abandonado su hogar debido a esta maldición, así que Senzaemon no quería que Erina pasara por lo mismo. Las medidas que tomó fue dejar la tradición que dice que las niñas deben estudiar en el exterior. Erina sería educada únicamente en Tootsuki. Además de juntar a otras posibles piedras preciosas que siendo refinadas adecuadamente, se convirtieran en joyas más adelante. De esta manera, se vería forzada a llevar sus habilidades de cocina al extremo retrasando lo inevitable, ser engullida por la tempestad.


Por fin vemos a un Söma dedicándole su comida a una mujer. Al darse cuenta que la actual dueña "de la lengua divina", estaba completamente sumergida en el miedo y sin capacidad de reaccionar, cosa que para nuestro protagonista, representaba todo menos un reto o una verdadera final. Era la oportunidad perfecta de demostrarle a ella la verdadera capacidad que tenía para superar sus propias habilidades y hacerle ver que todo ese miedo solo la llevaría al fracaso inminente.



El plato finalmente es entregado, tanto a Mana como a Erina, y sin lugar a dudas la determinación que tenía Söma en ese momento era el de hacerles ver a cada una de ellas lo equivocadas que estaban con respecto a los ideales de una verdadera cocina gourmet. En este caso, Erina sabía lo que Söma buscaba, pero la confusión y el pánico que le causaba el hecho de ser engullida por su propia habilidad y "don", provocaban que su concentración se perdiera entre sus más grandes temores.



Huevos benedict don. Una combinación muy interesante y que se ajusta a lo que Erina tal vez en este capítulo realmente necesitaba. Un recuerdo de lo que fue, en aquel entonces, el encuentro en la residencia de "La Estrella Polar" donde Söma intentó convencer a Erina de que su cocina era "deliciosa" preparando un "huevo tempura". Al final sabemos muy bien el resultado de aquel enfrentamiento. Ahora nuestro "protagonista", utiliza esa idea y le da un nuevo brillo a este peculiar platillo. Söma le muestra a Erina todo lo que a aprendido durante esta larga y ardua travesía, y sabe muy bien que es la oportunidad perfecta para que ella por fin, acepte que su platillo es "exquisito", algo que busca desde el inicio de esta historia.

Conclusiones:


Un capítulo que nos queda corto. Al parecer, sólo restan unos pocos capítulos y dará por concluido el manga. A estas alturas, ya casi nada es inesperado, solo toca esperar lo que más probablemente llegue a ocurrir. 

Como dato adicional *Cuando dice ‘generación’, no se refiere al verbo generar, sino al sustantivo, ya que en la traducción al inglés dice ‘jewel generation’



Redacción: MaximuS

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios